Andorra abre sus puertas al delito fiscal

 
Oportuna ambigüedad del título de este post. Siempre son noticias adversas cuando de fiscalidad y Andorra se habla, sin embargo esta es la excepción. El Parlamento del Principado ha aprobado la tipificación del delito fiscal mediante una reforma del código Penal.

Parece que los numerosos escándalos han dado lugar a un trabajo intenso del Gobierno para mejorar sus políticas económicas, bancarias y fiscales, siempre teniendo en cuenta cuáles son sus principales fuertes económicos.

El delito fiscal principesco se ha previsto más restrictivo que el español: prescribirá transcurridos 10 años, mientras que en España es a los 5 años, y será delito fiscal a partir de una cuota de defraudación de 75.000 euros, introduciendo un tipo agravado para cuantías superiores a 150.000 euros, mientras que en España el umbral es de 600.000 euros.

Andorra lleva años introduciendo medidas contra el delito fiscal, pero siempre se han visto empañadas por numerosos escándalos que culminaron con el BPA o las acusaciones de Estados Unidos.

Las primeras piedras de la coherencia fiscal y competitiva ya están puestas, si bien queda un largo camino hasta igualar sus políticas fiscales y económicas a sus vecinos europeos, pero poco a poco se va construyendo Andorra como un país más cercano a la transparencia y cooperación internacional. ¿Seguirá así? Demos un voto de confianza a lo que parece un punto de inflexión entre la Andorra como paraíso fiscal y la que no.

 
 

Basilio Ramírez Pascual_
Siguiendo Basilio Ramírez Pascual_:

Basilio Ramírez Pascual es un experto en Fiscalidad Internacional, Prevención de Blanqueo de Capitales, Riesgos Corporativos, Compliances, y Transparencia corporativa. Es autor de numerosos libros, cuenta con apariciones y colaboraciones en los más importantes medios de comunicación del país. También imparte cursos en las más prestigiosas universidades y escuelas del país. Puedes contactar con Basilio aquí

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.